Consúltanos

El éxito mediático de las buenas acciones


Los que me conocéis, sabéis que practique el noble deporte del balón ovalado y que no hacia mucho caso al fútbol, a no ser, que fueran mis equipos del alma, la Real y el Eibar, y más cuando estos jugaban contar el Alavés en la categoría de turno.

Pero la fulgurante ascensión del Eibar me hizo seguirlo mas atentamente y este verano tuve la oportunidad de convertirme en el orgulloso propietario de 1 acción de la Sociedad Deportiva Eibar. Bueno, total que, ahora veo los partidos del Eibar, hay que vigilar la inversión , hasta escucho programas deportivos…

Por eso no he podido dejar de notar la repercusión mediática que ha tenido Paco Jémez , entrenador del Rayo Vallecano y todo su club ante una acción nacida del hartazgo social por lo que esta ocurriendo.

Y no solo fue notoria en programas deportivos sino también en los magazines habituales ha sido un tema muy comentado positivamente, alabando las cualidades humanas del Rayo.

Cuando nuestros políticos miran hacia otro lado cuando desahucian a una anciana a vivir debajo de un puente, acciones tan memorables como la de este club calan muy hondo en la sociedad.

Este sábado estuve en un supermercado colaborando en la recogida de alimentos que organizó el Banco de Alimentos, con una encantadora dama que se llamaba Esther.

Una de las conclusiones que saque, fue que existe un sentimiento latente en nuestra sociedad de solidaridad, de querer ayudar en lo que puedan. Ancianas que decían que solo habían bajado a comprar un poco para dárnoslo, emigrantes que te dejaban un kg de algo, o los jóvenes que te llenaban una cesta, la mayoría de la gente, colaboro en algo (según mi propia percepción).

Cuando una necesidad es más visible, nace un sentimiento subliminal en la sociedad tendente a contrarrestar esa necesidad, por eso, la acción de recogida de alimentos de este fin de semana tuvo tanto éxito.

Todos conocemos a alguien que realmente lo esta pasando mal, todos queremos ayudar a esas personas que conocemos sin socavar su dignidad, por eso un actor aglutinador de esas sinergias en la que todo el mundo tengamos fé, tienen tanta eficacia.

Esta vez ha sido el Banco de Alientos, superando con creces la previsión inicial.

El ayudar en una campaña solidaria es muy gratificante para el que participa y colabora, por propia experiencia os puedo decir, que esa noche me dormí con una sonrisa en la mente por haber echado una mano en esa acción solidaria.

Creo que estamos en un punto en el que la gente entre la que me incluyo, estamos dispuestos a colaborar en acciones que persigan un bien común.

Es hora de que el marketing verde y el social comiencen a instalarse en las empresas, el globo esta preparado para reventar.

Gracias por estar ahí.

El éxito mediático de las buenas acciones
Vote

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *